Política de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Si desea configurar las cookies, pulse el botón Personalizar Cookies. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz.

Personalización de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

A continuación podrá configurar las cookies del sitio web según su finalidad:

  • Análisis estadístico

    En este sitio se utilizan cookies de terceros (Google Analytics) que permiten cuantificar el número de usuarios de forma anónima (nunca se obtendrán datos personales que permitan identificar al usuario) y así poder analizar la utilización que hacen los usuarios del nuestro servicio, a fin de mejorar la experiencia de navegación y ofrecer nuestros contenidos de manera óptima.

  • Redes sociales

    En este sitio web se utilizan cookies de terceros que permiten el correcto funcionamiento de algunas redes sociales (principalmente Youtube y Twitter) sin utilizar ningún dato personal del usuario.

El XXI Encuentro Alumni: una visión personal

Los pasados 15 y 16 de junio, por primera vez, como presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Cádiz, he asistido al XXI Encuentro de las Asociaciones de Antiguos Alumnos y Amigos de las Universidades Españolas en la Universidad de La Laguna y me gustaría a través de este blog expresar mis sensaciones, opiniones y reflexiones sobre el mismo.

 

Vaya por delante mi grata sensación de acogida y buen hacer de la Universidad de la Laguna y de la Directiva de la Federación, atenta a todo lo que pudiera necesitar, intentando incorporarme al grupo y haciéndome sentir que entraba en un grupo acogedor y muy amigable y facilitándome contactos que me permitieron integrarme con prontitud.

 

De igual manera una adecuada selección de los contenidos a trabajar que han ido desde la necesaria relación que las Asociaciones de Antiguos Alumnos y los Consejos Sociales han de mantener ya que presentan objetivos comunes que debemos desarrollar juntos si queremos ser eficaces. En ese sentido aclarar que nuestra asociación en eso ya lleva ventaja pues desde sus inicios, allá por 2013, siempre ha ido de la mano de nuestro Consejo Social con unas relaciones personales muy buenas y programas de trabajo conjuntos.

 

Trabajamos igualmente los diferentes modelos de organizarse de las Asociaciones Alumni, con un conveniente análisis legislativo previo de la normativa que en esa materia rige en las distintas Comunidades Autónomas, y que es bastante diverso y disperso en cuanto a posibilidades y que justifica plenamente la diversidad de modelos organizativos que componen la arquitectura de nuestras Asociaciones de Antiguos Alumnos en el estado español. La principal conclusión es que no hay modelo que prime y que la variedad de opciones permite aprender a ver las ventajas e inconvenientes que unos y otros modelos poseen.

 

Dos días intensos de los que reconozco haber aprendido mucho y de los que me traigo muchas ideas para tratar de incorporar a nuestra Asociación y que espero que para este próximo curso académico vayamos trabajando y siendo motivo de nuevas entradas en este blog.

 

Pero para mí lo más importante del XXI Encuentro Alumni ha sido la visualización de los dos principales retos que deberemos acometer en el futuro, nuestra asociación por supuesto, pero creo que todas las asociaciones en general si queremos realmente ser eficaces para nuestras universidades y sus egresados.

 

 

  1. La primera es la de que hemos de cambiar el chip en nuestro concepto de captación de miembros. Se comentaba en una de las mesas que la Universidad de Wharton, en realidad una escuela de negocios de la universidad de Pennsylvania, posee 2000 alumnos y 60.000 egresados en su asociación de antiguos alumnos. La razón es muy sencilla: todos los alumnos de la universidad pasan automáticamente a ser considerados miembros de la asociación de antiguos alumnos. Es decir, no hay discontinuidad como nos ocurre a nosotros, que el alumno obtiene la titulación y finaliza su relación con la universidad y es entonces la asociación la que inicia de nuevo la captación de éstos como egresados. Esta desconexión entre alumno que se titula y alumno que ya es egresado, con nuevas necesidades, que pueden seguir siendo apoyadas por organizaciones como nuestras asociaciones de alumni, hace que dirijamos los esfuerzos hacia la captación en lugar de al desarrollo de servicios de apoyo. Hoy en día con los medios tecnológicos que poseemos la solución es tan sencilla como que al alumno que va a titularse se le ofrezcan los mismos servicios de email, información de eventos, utilización de instalaciones etc. La idea es que consideremos a todos los alumnos que se titulan en nuestra universidad, automáticamente como usuarios de los servicios que para los egresados se vayan a ofrecer por la universidad y su asociación de antiguos alumnos.
  2. El otro gran reto con el que me vengo de este mi primer encuentro es el de que hay que caracterizar a los egresados relacionándolos con su etapa laboral. Es decir no es el mismo egresado el que acaba de titularse, que no posee experiencia en el mundo del trabajo y algunas veces ni como aproximarse a éste; que el egresado que está desarrollando su carrera profesional, con empleo, en un puesto de trabajo y con necesidades de formación que le ayuden a mejorar su posición laboral, o de agenda y contactos que le abran nuevas perspectivas; o por último el egresado que está finalizando o ha finalizado su etapa laboral y que lo que desea es que se le den oportunidades de poder devolver a su entorno aquello que ha aprendido a lo largo de su vida y que cree que puede y debe aportar a otros egresados que aún no han comenzado el camino y están en él. Creo que si atendemos estas características estaremos dando un mejor servicio a nuestros egresados, pero a la vez estaremos obteniendo un mayor número de colaboradores con aquellas acciones que deseemos emprender.

 

Un muy interesante encuentro que me permite poner en ebullición nuevas ideas y que me ha hecho incorporarme a un muy adecuado equipo de trabajo por nuestras universidades.

Carlos Gentil González

Presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la UCA